- Aunque el amor por la Pelota Paleta ha aumentado en la ciudad de San Luis, la flia VILLEGAS, es la que remonta este barrilete de pasión. LA SOCIEDAD ESPAÑOLA – GEPU – TRINQUETE MODELO -

*PELOTA TRINQUETES SAN LUIS*


…Los tres trinquetes de la ciudad han tomado vida pelotari, han aumentado en los últimos meses, donde se les aplica nuevas modalidades de juego y vaya que la monotonía no la pega.
Las tres escuelitas se mantienen en equilibrio conservando la calma y tranquilidad como destino. Esta es una relación estable y los chicos, mas “LAS DAMAS” no quieres perder su día de clase, es que “LOS VILLEGAS” utilizan los hechizos de amor para que la relación con la “negrita”, aprendido del viejo “sensei flana”
Cabe destacar que una clase bien elaborada con magia de paleta es un agregado que pueda sumarle mucha ilusión a nuestro juego pasionario.


ESCUELA DE PELOTA DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA
…Ella dictado por el eximio Campeón Argentino, Campeón Panamericano, Campeón Mundial “el cañonero” Jorge VILLEGAS.

 
…Una sociedad de Escuelita Pelotari educada tiene muchos beneficios, entre los que destacan menores tasas de mortalidad infantil, menos infecciones por enfermedades venéreas, tasas menores de contaminación y mayor inclusión social, tolerancia y respeto por los demás. Y vaya que “el cañonero” de esto la sabe larga.

 
Instructor: Jorge Eduardo Alejandro Villegas
Lunes, Miércoles, Viernes Principiante Núcleo 11:00 a 13:00
Y desde 15:00 a 17:00 Núcleo avanzado
Martes y Jueves de 19:30 a 21:15 hs Pelota Negra avanzado

   

 

ESCUELA DE PELOTA DEL CLUB GEPU
Está claro que educación en cuanto al juego de la Pelota Paleta y desarrollo, son dos conceptos que van de la mano. Todos los humanos poseen derecho a una educación de un juego legendario y lleno de pasión.

 

...“La educación a la pelota debe capacitar a todas las personas para participar efectivamente en una sociedad libre, favorecer la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las provincias argentinas y naciones, entre todos los grupos raciales, étnicos o religiosos, y promover las actividad.

 
…Hermoso encuentro recreativo de la ESCUELITA DE PALETA GEPU SAN LUIS sábado a pura paleta con los mas peques, madres e hijos , hermanos y padres e hijos que más lindo que disfrutar con tus hijos de lo que más te gusta ? no tiene precio, muchas gracias a nuestros instructores: Alfredo Puli Villegas y Berrueso.

  

 

ESCUELA DE PELOTA TRINQUETE MODELO
Los estados del juego de la pelota deben garantizar la educación a sus ciudadanos mediante recursos, programas que se adecuen a su cultura, y asegurar que no se prohíbe a ningún colectivo de jugar. Bajo la atenta mirada de sus instructores, Eduardo "flana" VILLEGAS, Juan VILLEGAS, Matías VILLEGAS.

Aun así, hay muchas canchas que no garantizan este derecho a todos los niños Damas o adultos. La mayoría de los niños que no acuden a la escuela pelotari y no conocen nuestra amada “pasión” pierden vitalidad física y amistad, y buenas costumbres…

CRÓNICAS TOTALES

...Betty HERRERA - Milena Belén ESCOBAR


 

- EL MANCO DE TEODELINA Oscar Messina: “No hay hombre en el mundo que me pueda ganar” -

*EL MANCO*

…Para muchos de nosotros es una leyenda. Una historia fantástica que los viejos repiten en los pueblos, llena de andanzas y proezas mágicas. Paisano antiguo, de poncho y cuchillo a la cintura. Bebedor incorregible de noches interminables. Gran recitador. Aquí cuenta cómo fue que se convirtió en el más grande jugador de pelota a paleta de todos los tiempos. El “Maradona” de un deporte que supo ser pasión de multitudes y que hoy ya casi nadie práctica.

Una entrevista inédita realizada a Oscar Messina, el legendario.

Manco de Teodelina

-Según me han dicho, usted nació con una paleta debajo del brazo?...

-Qué te parece. Yo empecé a jugar a la pelota a los diez años. Éramos un montón de pibes que íbamos a la cancha. Eso sí: siempre a la hora de la siesta, porque si no después venía la policía y nos llevaba a todos presos....

-¿Cómo?

-Claro. No querían que jugáramos a la pelota, porque antes se jugaba por plata. Por mucha plata. Y en esas cosas los chicos no podían andar. A mí me llevaban preso todos los días... Pero nosotros íbamos igual. Imaginate que no teníamos ni zapatillas. Jugábamos descalzos ahí, al rayo del sol, y le pegábamos con un pedazo de madera. Así fui aprendiendo.

-Y llegó a ser el mejor?

-Yo no sé leer ni escribir. Soy analfabeto. Pero llegué a ser el mejor del mundo en lo mío. A mí no me ha ganado nadie, y si lo han hecho ha sido a la vuelta de los años y en algún partido como visitante. Cualquiera que jugara conmigo, perdía. Era así de simple. 

-¿Hasta qué edad jugó?

-Hasta los 65 años. Ahora por ahí juego algún partido, pero el cuerpo no me responde. Me da bronca, porque yo era un tipo que hacía lo que quería con la pelota. La ponía donde se me antojaba. Pero el otro día quise jugar y saqué catorce veces mal. Largué todo y me puse a tomar cerveza con los amigos....

-¿Ganó mucha plata con la paleta?

-Sí. Siempre gané plata. Fortunas. Pero me la gasté toda. Lo que lamento es haber gastado los años, la plata no me importa. Si la plata es del gobierno... ¡Los años eran míos! En el ‘63 fui a jugar al Uruguay contra los campeones del mundo y les gané. Esa vez me traje un montón de billetes. Pero como te dije, me los gasté todos.

-Cuénteme de su niñez en Teodelina?

-En Teodelina no teníamos ni para comer. Éramos muy pobres. En el año ‘44 falleció mi madre, durante una epidemia de fiebre tifoidea, y quedamos seis hermanos con mi padre. Entonces nos fuimos repartiendo con distintos parientes, uno para cada lado. Yo me fui a Coronel Suárez con un correntino amigo de la familia. Me acuerdo que viajamos durante dos días en un tren carguero, sin comer ni una miga. ¡Qué miseria!

-¿Qué hizo en Coronel Suárez?

-Ahí en Suárez paramos en una plaza que tenía una cancha de bochas y otra de paleta. Estaba lleno de gente que iba a buscar trabajo en la cosecha. El correntino era costurero y estaba tratando de conseguir algo. Yo, que tendría unos 14 años, me quedé por ahí dando vueltas. Y escuché que había un ruso que jugaba muy bien a la pelota. En eso apareció un señor de traje, lentes oscuros, con un ponchito de vicuña... Una pinta bárbara. Un bacán. Entonces, lo encaré y le dije: “Señor, ¿se podrá conseguir un pesito si yo le gano a este hombre?” “Cómo no”, me dijo él. Y ahí nomás se armó el partido, por diez pesos de aquella época. Esa tarde me hice veinte mangos, porque le gané dos veces.

-¿Quién era el hombre del traje?

-Se llamaba Manolo Zubeldía, un estanciero de la zona. Después supe que era un bacán en serio, una persona de dinero. Cuando le fui a dar los veinte pesos que había ganado no me los quiso aceptar. Volvió al otro día. Le había conseguido trabajo al correntino y me ofreció que fuera a vivir a su casa. ¡Con él me convertí en un bacán! Imaginate que en ese momento yo ni calzoncillos tenía. Me compraron ropa nueva, camisetas, zapatos... Y todos los fines de semana me llevaban a jugar a distintos pueblos. Ellos no tenían ningún interés por la plata. Les gustaba la pelota, nada más. Y yo la pasaba muy bien.

-¿Cuánto tiempo estuvo con esa gente?

-Un poco más de dos años. Enseguida me fui haciendo conocido y empecé a ir a jugar cada vez más lejos. Y también iba aprendiendo de la vida. Fijate que yo empecé a los catorce años... Cuando cumplí los dieciocho volví a Teodelina a visitar a mi padre y ya tenía unos pesitos en el bolsillo. No era mucho, pero comparado con la miseria que habíamos pasado... Entonces le digo: “¿Usted sabe que no hay hombre en el mundo que me pueda ganar a la pelota?”. Ahí nomás se fue para el club, habló con el gerente del Banco Provincia y me organizaron un partido contra Papaolo en Colón. Papaolo en ese momento prácticamente no tenía rivales en la provincia y a mí en esta zona no me conocía nadie.

-¿Y qué pasó en Colón?

-Bueno, el asunto es que fuimos a jugar. Había como ochocientas personas en la cancha. Y en un ratito nomás, el tipo me estaba ganando once a uno. Entonces mi padre, que había apostado los ahorros de toda su vida, se enojó y entró a la cancha. Me acuerdo como si fuera hoy... Me dijo de todo: “Atorrante, sinvergüenza, hacer venir a secar a toda esta gente...”. ¿Qué le iba a decir? La cosa es que seguí jugando tranquilo, sin nerviosismo, y me puse 18 a 17 arriba. Y mi padre se volvió a meter a la cancha: “Si querés, dejamos”, me dijo. “Qué vamos a dejar si vos estás seco y yo también”. No me tenía mucha confianza el viejo y tampoco quería quedar mal con la gente que había apostado plata a mi mano. Pero yo sabía que no había hombre que me pudiera ganar y seguí. Terminé ganando 30 a 23.

-Así que nunca perdió un partido?...

-Bueno, sí. Algunos partidos habré perdido. Yo les gané a todos, pero últimamente, cuando estaba de vuelta, algunos jóvenes me han derrotado.

-¿Me puede explicar cómo siendo tan buen jugador no ganó el Campeonato Argentino?

-Es que yo fui una sola vez a jugar ese campeonato. Y era una miseria. ¡Si se juntaban 200 personas para verlo era mucho! Encima se jugaba por el honor, porque no había un mango. Y tenían más reglamentos que otra cosa. Había que acostarse a tal hora, levantarse a tal otra... Yo por eso nunca le di bolilla a esos torneos. ¡Mirá si me van a decir cuándo me tengo que acostar!”. (NR: Aquella única vez que jugó un Campeonato Argentino, luego fue suspendido por cuestiones reglamentarias por 99 años para competencias oficiales. Cuando le informaron de la sanción, se puso furioso. Sacó su Smith and Wesson y empezó a los tiros. De milagro no mató a nadie. Su explicación insólita fue: “No me enojé porque no me dejaban jugar los campeonatos oficiales. Me calenté porque me confundieron con un elefante. Si no, ¿cómo se entiende una pena de 99 años?”).

-¿Le gusta la política?

-Yo no fui campeón mundial porque soy radical y en aquel tiempo estaba Perón. Yo era un paisano mal llevado. No me dejaba manosear por esos carasucias, y de yapa, era radical. Tenía todas las contras. Pero igual les ganaba a todos.

-¿Usted se casó?

-Me casé y tuve tres hijos. Pero hace mucho tiempo que estoy solo. Los pibes son grandes y están muy bien acomodados. Son dos mujeres, una de 48 años y otra de 40. Ninguna trabaja. Y el varón tiene un puesto importante en La Serenísima. Ninguno de ellos se hizo rico, pero por suerte viven bien, con todas las comodidades.

-¿Y su esposa?

-Hace 35 años que estoy solo y ya me he olvidado de las mujeres. Menos mal, porque si no… ¿con qué la iba a mantener? ‘He quedao solo en las casas, estoy solito en el rancho...’ Te cuento que los malandrines ya me han robado cuatro veces en mi casa. Me han llevado todo.

-¿También el oro? ¿Porque me han dicho que usted solía tener muchos objetos de oro?

-Todo. Los platos, los cuchillos, las frazadas... Apenas si me han dejado la cama, en realidad porque no pasa por la puerta. Y el oro también se lo han llevado, por supuesto. Para que te des una idea, mi mujer llegó a tener 20 esclavas de oro. Y yo tenía de todo, hasta un saco con doce botones de oro y una rastra con todas monedas de oro. De eso me ha quedado muy poco.

-¿Cuénteme cómo fue que comenzaron a llamarlo “El Manco”?

-Eso fue de chico. Resulta que un caballo me pateó y me quebró la muñeca y el codo. Y en aquel entonces en Teodelina no se conocía ni el yeso. Me entablillaron la mano con las tablitas de una caja de dulce de membrillo de tres kilos. Imaginate... Yo era un chico, así que la vendita que me pusieron se aflojó al ratito nomás. Y la mano me quedó torcida. Entonces la gente me puso ‘El Manco’. Y me acuerdo de un reportaje que me hicieron una vez que decía: “Si Messina es manco, Gardel es mudo”.

-¿Ese brazo nunca le trajo problemas para jugar?

-No, para nada. Si con esta mano tenía una derecha y un revés impresionantes...

-¿Usted venía seguido a Junín?

-Yo venía mucho a Junín. Te estoy hablando de hace cincuenta años atrás. Los cafishos más grandes estaban acá. Había algunos barrios en los que no se podía entrar. Yo era un bacán porque tenía muchos amigos que me cuidaban. Pero de ahí rajaban a cualquiera. Si entrabas tenías que andar con pie de plomo. Ahí te medían el aceite enseguida. Te molían a palos, había gente guapísima....

-Bueno, parece que no han cambiado tanto los tiempos?.

-El problema es que los guachos de ahora te asaltan y te matan. Antes era cuestión de no meterse y nadie te molestaba. Ahora vas por la calle y te dicen: ‘Dame ese poncho’. Y no los mirés mal porque ahí nomás te pegan un tiro. En todos los pueblos está pasando lo mismo. Antes había hambre. Ahora, en cambio, estamos llenos de vicios. La plata no alcanza porque las queremos hacer todas. Si hay baile, vamos al baile; si hay cantina, vamos a la cantina; si hay cabaret, vamos al cabaret... ¡Es una cosa de locos!

-Pero usted no me va a decir que nunca fue a un baile?...

-Muy pocas veces... En los clubes no dejaban entrar a cualquiera. Y nosotros éramos muy pobres. No teníamos plata. Andábamos vestidos con cualquier cosa. Pensá un poquito. ¡Qué nos iban a dejar entrar si andábamos en patas y con unos agujeros tremendo en los pantalones que parecíamos verdaderos crotos!

A veces nos encontramos con estas sorpresas…
Aquí volcamos una entrevista inédita realizada a Oscar Messina, el legendario “Manco de Teodelina”, por el periodista Ignacio Canaparo, que por entonces cursaba Ciencias de la Comunicación en la UNLP. La charla, obviamente nunca publicada, se llevó a cabo en el marco de un trabajo para esa carrera universitaria, en noviembre de 1998, a muy poco que Messina dejara de jugar definitivamente a la pelota a paleta, el deporte que lo apasionaba.


 

- LA OBRA DE ARTE “LA ZURDA MÁGICA NUNCA SE IRA” ES AMADA EN TODO EL MUNDO – DIEGO “D10S” MARADONA, SE FUE DE PASEO POR LAS NUBES – SOLO UN RATITO -

*HASTA LUEGO D10S*

...En algún lugar de un gran país olvidaron construir un hogar donde no queme el sol, y al nacer no haya que morir.


…Un silbido cruzó la cancha, se ve un barrilete que se marcha con el viento mientras grita el gajo de una pelota que no va a volver.

Abel Negro Orozco
...Que gran legado nos dejaste,llevaste la celeste y blanca a lo más alto del mundo con tu potrero,huevos y gambetas, gracias miles por todo lo que hiciste con la pelota en los pies....como persona nadie puede juzgarte menos yo.....buen viaje......


…Y la tierra aquí es de otro color, el polvo del viejo potrero de Villa Fiorito no te deja ver, los hombres ya no saben si lo son, pero no lo quieren creer.

Miguel Izetta
Soy uno mas de los que dice....Maradona "ES LO MAS GRANDE QUE HAY..." ahora le agregamos el HUBO Y HABRA... EL MAS GRANDE DE TODOS LOS TIEMPOS

...La madre que ya no está y no puede llorar. Ver su hijo partir, en ARGENTINA la tristeza aquí, nada tiene lugar, cuando lo triste es vivir sin “el genio” de la PELOTA QUE NO SE MANCHA.


…ADIÓS GENIO “D10S” EL DEL 30/10…NUNCA TE IRÁS, SI HAY PELOTA RODANDO, SEGURO QUE TE ESTÁ BUSCANDO....


Rogelio…


 

- !!! ATENTOS !!!...!!!...DE UN PELOTARI,..A OTROS PELOTARIS. -

*COVID 19 PELIGRO TOTAL*


....Los Médicos del HOSPITAL MILITAR, a la población en general:
Queremos hacer un llamamiento cordial al sentido común de las personas que han tomado el desconfinamiento como si se hubiese terminado la pandemia y como si hubiésemos vuelto a la normalidad anterior al comienzo de esta crisis.
Infectarse con el coronavirus no es un resfriado común: hay fiebres altas, dolores de garganta y opresión en el pecho a tal punto que se siente como si se le fuera la vida y ahí llega lo peor; se necesita reanimación.


Se habla de ventilación, pero NO es una máscara de oxígeno puesta en boca y nariz mientras usted disfruta acostado pensando en su vida, no!
La ventilación invasiva para el COVID-19 es la intubación que se hace bajo anestesia general y que consiste en quedarse mínimo 2 a 3 semanas sin moverse, muchas veces boca abajo (de cúbito prono) con un tubo en la boca hasta la tráquea, que le permite respirar al ritmo de la máquina a la que se está conectado.
Usted no puede hablar, ni comer, ni hacer nada de manera natural porque la molestia y el dolor que siente necesitan de la administración de sedantes y analgésicos para asegurar la tolerancia al tubo.
Durante el tiempo que el paciente necesite la máquina para respirar, estará en un coma inducido, esto es, un coma artificial.
En 20 días con este tratamiento, un paciente joven llega a tener una pérdida de masa muscular de un 40% y la posterior reeducación será de 6 a 12 meses, asociado a traumatismos severos de la boca o de las cuerdas vocales.
Es por esta razón que las personas ancianas o frágiles en su salud, no aguantan.
Si llegaron a leer este mensaje hasta aquí, le agradeceríamos que lo compartiera para que entre todos nos tomemos en serio esto, ahora que se está volviendo a salir. Sigan por favor las indicaciones y recuerden que es necesario que se lo tomen mucho más en serio.
Está pandemia termina cuando la vacuna este lista, distribuida y aplicada a toda o la mayor parte de la población, y se observe una disminución importante de contagios y muertes por COVID19, NO ANTES.
Gracias MÉDICOS HOSPITAL MILITAR.
Noviembre 22_2020


Corresponsal: Augusto BLANCO.


 

- EL CENTRO SOCIAL CLUB DE LAS HIGUERAS – LE PONE “PIMIENTA” A SU RENOVADO FRONTÓN, Y YA CAVILA EN JORNADAS FASTUOSAS DE PELOTA PALETA -

*FRONTÓN LAS HIGUERAS*

...Las Higueras es una localidad situada en el departamento Río Cuarto, provincia de Córdoba, Argentina.
Se encuentra situada sobre la RN 158 a 10 km de la ciudad de Rio Cuarto.


La principal fuente de ingresos es la agricultura y la ganadería. Complementariamente a estas actividades, existen en la localidad frigoríficos y algunas fábricas de maquinarias agrícolas.


En esta localidad está situada una base de la Fuerza Aérea Argentina, la Universidad Nacional de Río Cuarto y el Seminario Mayor Jesús Buen Pastor.


La fiesta patronal es el 27 de noviembre, fiesta de la Virgen de la Medalla Milagrosa.
Forma un solo aglomerado con la ciudad de Río Cuarto, el Gran Río Cuarto, el segundo aglomerado de la provincia de Córdoba, siendo la población total del aglomerado de 163,048 habitantes (Indec, 2010).


La ciudad en sí, cuenta con 6,038 habitantes (Indec, 2010), lo que representa un incremento del 14,3% frente a los 5,282 habitantes (Indec, 2001) del censo anterior.


....El Centro Social inaugura mañana su hermoso estadio de Pelota Paleta
El Centro Social Las Higueras inaugura este sábado las mejoras en su estadio de Pelota Paleta y retoma las actividades con los pelotaris bajo estricto protocolo de covid-19.
Dialogamos con Nito Solian, de la Subcomisión de Pelota a Paleta y con el presidente del Club Centro Social Las Higueras, Camilo Mañez.

Federación Cordobesa de Pelota
Queremos felicitar a todos los integrantes del Club Social Las Higueras.
El 24 de Noviembre van a comenzar con una escuelita de paleta, para niños y niñas de todas las edades.
No te lo podes perder!!!!! Diciembre y Enero GRATIS!!!!
La escuelita va a estar a cargo del profe Lautaro..... Los esperamos!!!!
Saludos a todos!!!


....Durante los meses de pandemia se realizaron obras de infraestructura con la incorporación de un sector de visualización de los partidos para el público, que cuenta con un ventanal de blindex que permite observarlos partidos desde un lugar privilegiado, y la construcción de una terraza que tendrá gradas donde se ubicará el público como espectadores de lujo de este deporte.
En la entrevista realizaron el anuncio del comienzo inminente de la escuela de Pelota Paleta en el Club, con la posibilidad de que sean parte alumnos de distinto sexo y toda edad, incluso con la posibilidad de tener los dos primeros meses de clases sin cargo.


Pelota y renovación en Centro Social
El club de Las Higueras llevó a cabo reformas en su cancha de pelota paleta durante la pandemia. Se sumaron al cambio de piso y construcción del techo que se realizaron en los últimos años. “Pudimos sacarle algo bueno a la pandemia, encaramos este proyecto para no detener la actividad”, dijo Mariano Solián, miembro de la subcomisión.


El cese de actividades durante la pandemia trajo más pálidas que buenas noticias para la mayoría de los clubes de la ciudad y la región. La pérdida en cuanto a lo deportivo, pero también en relación a lo económico, no estaba en los planes de ninguna institución al comenzar el año.

 A pesar de todo esto, hay novedades y muy buenas para Centro Social de Las Higueras. El club “azulgrana” se dispuso a finalizar las obras que había iniciado en su cancha de pelota paleta hace dos años. El proceso comenzó con la renovación del piso y la construcción del techo. 

El parate permitió que los trabajos continuasen, aunque fueron demorados por la misma razón: “La pandemia frenó todo esto, y recién el sábado pasado pudimos volver a trabajar”, explicó Mariano Solián, miembro de la subcomisión de pelota paleta del club.

El cese de actividades durante la pandemia trajo más pálidas que buenas noticias para la mayoría de los clubes de la ciudad y la región. La pérdida en cuanto a lo deportivo, pero también en relación a lo económico, no estaba en los planes de ninguna institución al comenzar el año. 

A pesar de todo esto, hay novedades y muy buenas para Centro Social de Las Higueras. El club “azulgrana” se dispuso a finalizar las obras que había iniciado en su cancha de pelota paleta hace dos años. El proceso comenzó con la renovación del piso y la construcción del techo.

El parate permitió que los trabajos continuasen, aunque fueron demorados por la misma razón: “La pandemia frenó todo esto, y recién el sábado pasado pudimos volver a trabajar”, explicó Mariano Solián, miembro de la subcomisión de pelota paleta del club.
Los trabajos en este momento están enfocados en terminar el blindex de la cancha, clave para el propio juego: “Además se está finalizando con una tribuna para tener más capacidad de gente para los torneos, un quincho que se utiliza para el público y para realizar eventos, y un entrepiso para que la gente pueda ver los partidos desde arriba”, indicó Solián.

Cabe destacar que también se modificó la iluminación de la cancha, que era de mercurio halogenado, por las renovadas luces LED que implican menor costo: “Todo esto fue un esfuerzo de la subcomisión, los dirigentes del club y la mano que nos dieron tanto jugadores como hinchas. No contamos con sponsors publicitarios, pero este aporte es muy importante”, expresó Solián.

“Es una cuestión de comodidad más que todo, para brindar un mejor espacio y servicio para cuando la gente viene desde afuera. Al año tenemos dos o tres fechas de torneos provinciales en categorías segunda, tercera y cuarta. Con esto nos ponemos a la altura de las mejores canchas de la provincia”, afirmó el miembro de la subcomisión.


La renovación de la cancha de pelota se llevó a cabo durante el parate en el club higuerense.


En cuanto a las competencias, todo se perdió debido a la pandemia durante este año. El “azulgrana” debía ser el anfitrión de la primera fecha a nivel provincial, justo cuando comenzó la cuarentena. Además, el club iba a iniciar con la escuela para jóvenes, en la búsqueda de renovar la generación de jugadores.

Solián recalcó en qué aspectos el parate hizo mella: “Más que lo físico, se pierde la técnica y la distancia, hasta que se vuelve a paletear. En una o dos semanas se vuelve a estar en tono. El que jugó toda la vida no tiene muchos problemas. El tema de este deporte es encontrar el pique de la pelota. Cada uno hace trabajos individuales, no todos pueden entrenar, pero se pierde más en lo técnico que en lo físico. Si se ubican bien en la cancha, no hace falta correr tanto. Es una cuestión de potencia del tren superior más que del tren inferior”.

Las prácticas de pelota paleta en Centro Social se reactivarían en noviembre bajo los protocolos impuestos por la Federación Cordobesa de Pelota. Estos indican que debe haber cuatro jugadores en la cancha, luego de finalizar se desinfecta el recinto en su totalidad para dar paso a otros cuatro jugadores.

En el club higuerense, los jugadores no participan de torneos a nivel nacional: “Eso es una proyección de élite, en el que hay jugadores de la zona que llegan. En nuestro caso, la mejor categoría comienza en la segunda y desde ahí tenemos tercera y cuarta, en masculino y femenino”, contó Solián.

Por el momento, no están programadas nuevas reformas en el sector de pelota paleta del club: “Quedan detalles ínfimos, pero todo ese sector está renovado. Es la finalización de lo que nos propusimos hace un par de años. Nos dispusimos a encarar esto para sacar algo bueno de esta pandemia, porque sino hubiésemos tenido que parar la actividad para hacerlo”, concluyó Solián.


Fotos: Subcomisión de pelota – Centro Social (LH)
Redacción Al Toque

 

Federación Cordobesa de Pelota


Queremos felicitar a todos los integrantes del Centro Social Las Higueras ????????..... con mucho esfuerzo modificaron uno de los pocos frontones abiertos por izquierda que tenemos en la provincia.
Esperamos poder ir pronto a disfrutarlo. Saludos a todos los pelotaris de la provincia!!!! ????????


 

- carteleras internacionales que van entrando esta semana - con pasión y cuidado vamos venciendo LA PANDEMIA -


Federació de Pilota Valenciana

VIU EN DIRECTE LA FINAL DEL III CIRCUIT SUB23 D'ESCALA I CORDA

Trofeu Fundación Trinidad Alfonso 2020 


Demà divendres 20 a les 18h des del trinquet de Vilamarxant disfruta en directe a la nostra fanpage de Facebook de l'emissió en streaming de la final de les futures figures de l'escala i corda que es formen com a professionals a les escoles de Tecnificació i CESPIVA de la Federació i la GVA


Alan Irwin Rocha Saavedra

 


 

-LA CIMBRADORA REPORT LILIANA Aarón SETHER - REPORTAJE REALIZADO EN ABRIL 2019 - CLUB DE PELOTA SAN RAFAEL - ARGENTINA -

*DAMAS LATINAS SAN RAFAEL*

Las pelotaris latinoamericanas que dominan el mundo, compiten en una gran variedad de categoría “AMATEUR SUDAMERICANAS” y representan diferentes banderas de sus clubes, pero hay un lugar en el que todas ellas coinciden: el lugar más alto del podio para llevarse los fastuosos Gabriel MARTIREN.


URUGUAY – PARAGUAY – ARGENTINA, las más fuertes de Sudamérica en las categorías GOMA DURA “B” – PELOTA NUCLEO “A” – PELOTA NUCLEO “B”,…Con motivo de la fecha en San Rafael – Mendoza – ARGENTINA, en la secundaria fecha anual,…Estas deportistas latinoamericanas que han traspasado las fronteras de la región para convertirse en las números 1 del mundo el día de mañana.


…Hoy el siempre célebre e invicto 13 años consecutivos Aaron SETTER,… "Quique" pese la soledad, no se percibe un atisbo de abatimiento en su voz. Igual que en sus épocas de jugador. "Era un león, había que matarlo para meterle un tanto", el describe quienes y como están jugando las chicas del *PELOTA DAMAS LATINAS*, pero las chicas lo vieron con la paleta en la mano. Y como noticia espectacular Aaron a la hora de la cena, presentó su libro “LA PELOTA Y YO”,..Quien entregó en propia mano, su primer libro autografiado,...

a la reportera Liliana DISTEL de “la cimbradora”.

 

 

¡¡ ATENCIÓN DAMAS!!,..ESTO VA SUBIENDO LA VARA PARA *PELOTA DAMAS LATINAS*,..EL SUPER CAMPEONÍSIMO AARON, NUEVAMENTE ENTRE VOSOTROS PARA DAR EL PELOTAZO INICIAL Y ACOMPAÑARNOS CON SUS HISTORIAS Y EJEMPLOS PELOTARIS A SEGUIR..
..GRACIAS MIL,..AARON, POR HONRARNOS CON TU PRESENCIA...
*PELOTA DAMAS LATINAS* - SAN RAFAEL - Mendoza - ARGENTINA -


 

- MÍTICO FRONTÓN González MORENO, PLANTADO EN EL CLUB SOCIAL y DEPORTIVO GONZALES MORENO – “APO” LUCERO NOS RELATA LA HISTORIA DEL CLUB QUE LO VIO NACER, Y ABRAZAR DE AMOR A “la negrita” –

*FRONTÓN GONZALES MORENO*
...González Moreno es una localidad argentina del Partido de Rivadavia, provincia de Buenos Aires. Se encuentra próxima al límite con la provincia de La Pampa. La localidad se encuentra en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, en el límite con la provincia de La Pampa. Se accede por el Este mediante la ruta provincial Nº 4 desde la Ciudad de General Pico, de la cual dista 43 km. Por el Oeste se ingresa por la Ruta Provincial 70 desde la localidad de América, la cual se encuentra a 45 km. de distancia.

Cuenta con 1,867 habitantes (Indec, 2010)
González Moreno está emplazado en un lugar estratégico en el límite de las provincias de La Pampa y Buenos Aires. Las bondades de la tierra y las rutas comerciales fueron atracción para todos. En el pasado los indios ranqueles habitaban en esta zona; a ellos se fueron sumando criollos provenientes del sur de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, y los inmigrantes que arribaron al país buscando buenas tierras para poder desarrollar una actividad que conocían bien: la agricultura.


Don Remigio González Moreno había adquirido a Felizarda Braga de Durañona, el 7 de junio de 1887, las 20.000 ha. que posteriormente constituyeron la estancia "Don Remigio". A Ramón Durañona le compró una fracción de 8.552 ha. en las que años más tarde se asentó el pueblo que lleva su nombre, que ocupó 3.515 ha. En 1905/7 adquirió la estancia "San Eduardo" de Vilfrid Barón. Dados la prosperidad y el movimiento ferroviario generados en la zona, don Remigio solicitó autorización al gobierno provincial concedida el 23 de noviembre de 1903 para fundar un pueblo.


Comenzó a construirse la estación ferroviaria "Meridiano V", que dio servicio a partir del 1 de agosto de 1904 y que recibió la denominación "González Moreno" por resolución del 13 de noviembre de 1938.


Don Remigio fue padre de cuatro hijos: Remigio (1857-1954), Carlos (1862-1915), Matilde y Alberto. Cuando falleció en 1904, su primogénito continuó su tarea. Remigio González Moreno (h), casado con Aurelia Joaquina Saguier y de Arrotea, fue socio de Juan Alberto Harriet, quien introdujo en la zona mejoras en las técnicas de explotación ganadera. El pueblo quedó rodeado por las grandes estancias de fines del siglo XIX, como la de don Alesio Falco, inmigrante piamontés que también había recorrido parte de la pampa e, instalado en el Meridiano V, arrendó tierras e inició su expansión territorial y económica. Falco introdujo una trilladora a vapor adquirida en Wisconsin, EE. UU., que representó un gran adelanto para la agricultura de la zona.

...Otra estancia fue la de don Francisco Arbizú, "La Sofía", de 25.000 ha. en la zona de Trenque Lauquen. La estancia "Los Trebolares" estuvo en manos inglesas hasta su venta a don Guillermo Seré, que la llamó "San Guillermo". En ella funcionó una escuela que contribuyó grandemente con su misión educativa. Otra estancia, centenaria, fue "Santa Aurelia de Oro", de don Bartolomé Ginocchio, dedicada al mejoramiento del ganado criollo mediante la cría de ejemplares para rodeo y para cabaña. La actividad de la cabaña fue premiada varias veces en las exposiciones ganaderas y alcanzó un auge tan grande en su desarrollo que la fisonomía de "Santa Aurelia" llegó a ser similar a la de un pueblo: contaba con un servicio policial permanente, almacén, pulpería, carnicería, panadería, sala de cine y escuela, ofreciendo también sus servicios a los habitantes de General Pico, Carlos Diehl y Los Trebolares.


Dados los primeros pasos de su expansión, a lo largo de sus 100 años de vida González Moreno no ha dejado de crecer y de contar con nuevas instituciones al servicio de su población.
En el marco del centenario al que el año pasado arribó el Club Social y Deportivo González Moreno, Marcelino “Apo” LUCERO, dialogó con el tesorero de la institución, Pablo Milanés, quien se encuentra ligado al ‘Canario’ desde hace muchos años.


…El Club Social y Deportivo fundado el 19 de mayo de 1919 y de los festejos que comenzaron tiempo atrás y que continuarán hasta la hora de soplar la velita de los 100° Aniversarios y con solo comentar que tuvimos un almuerzo para alrededor de 700 personas.


…En el comienzo de la charla, Milanes explicó que “como tesorero soy integrante de la Comisión Directiva que preside Ricardo Moreno”, y acotó que “en el club estuve varias veces, en distintas etapas. Primero, cuando hacía el colegio secundario, en los años 1979 y 1980, estuve como secretario rentado del club”. “Si bien no integraba la comisión directiva, trabajaba en el club, principalmente en la parte del cine que tenía entonces la institución y también en la parte administrativa”, añadió al respecto.


…Respecto al centenario del Club Social y Deportivo González Moreno que el año pasado conmemoraros, Milanes consideró que “es una suerte que nos toque a nosotros, los actuales integrantes de la comisión directiva, esta fecha de los 100 años, con todo lo que implica un hecho histórico de este tipo.

 

...En la localidad solamente la escuela primaria y la Iglesia tienen cien años, y ahora se suma nuestra institución”, remarcó.
….Respecto al nombre del club, Milanes explicó que la institución “nació de la división política que había en ese momento entre radicales y conservadores, y el nombre fue mutando con el tiempo”.


...“Si bien en el Estatuto original es Social del Meridiano V, después fue cambiando por cuestiones de los equipos de fútbol. En momento se llamó Jorge Newbery, después Sarmiento, más adelante Defensores de González Moreno, y finalmente quedó Social y Deportivo que se conserva hasta la actualidad”, repasó.
…Seguidamente, el entrevistado observó que “el club siempre tuvo mucha vida social, y por eso cuenta desde una gran pileta de natación hasta un boliche bailable”; y acotó que además de contar con el estadio de fútbol ‘Enrique Cravero’, posee canchas de hockey, paddle y de lo que a vos mas te interesa Apolinario, y también se del amor que posees por tun GRAN ENAMORADA “NEGRITA”, la estrella de la pelota a paleta.


Finalmente, Milanes dijo que “ojalá tuviéramos festejos de 100 años más seguidos, porque esto ha despertado el entusiasmo de mucha gente y se han logrado cosas interesantes, como poder refaccionar el frente de la sede del club, a la que se le dio una nueva fisonomía”, mientras que también se pudieron concretar acciones “ahora en la cancha de pelota paleta” lo que para nosotros es muy importante, porque es un lugar especial para todos, sobre todos los chicos que no practican otro deporte. Los pelotaris nuestros son sumamente activos, ahora en estos días se está repintando el reducto, desde ya “APOLINARIO” los felicito ESTA QUEDANDO HERMOSO. A mi ver creería que debería volver a la actividad la ESCUELITA PELOTARI, la cual recuerdo como departía enseñanza el Doctor Juan URRUTIA, porque los días sin Pelota Paleta y cerveza, mas asado no son lo mismo para el pueblo”, o no es así “APO”.


ESCUELITA PELOTA PALETA


Sebastian Villalba - Emiliano Urrutia -
Juan Urrutia "el profe" - Enrique Etchegaray -
José Bengochea

 

 


CAMPEONATO PATAGONICO
FINAL +61 B
DOMINGUEZ-CRESPI 30
SANCHEZ-URRUTIA 17
…Mirá “APO”, vos lo sabes bien, te criaste en el Club y posees mas historia que yo, y la que ustedes que escriben cada vez que vienes de AMERICA, y se juntan para adorar a “la negrita” como ustedes le dice. En nuestra urbe de Gonzales MORENO.

…El deporte de la pelota paleta, en mi opinión, es liderado por deportistas que juegan o han jugado pelota a través de los años”. Un atleta “pelotari” (como ustedes ja, ja, ja), siempre tendrá el deporte en su corazón y hará las elecciones correctas para defenderlo.

Pero… me gustaría volver a observar en mi club, y mi cancha, el genio instaurado para que los chicos puedan y posean la oportunidad de equilibrar el deporte pelotaris con sus estudios.


..Creo firmemente, que si educas a los jugadores de la pelota paleta y las personas apasionadas de este vuestro deporte, la posición y circunstancia mejorará para los jugadores “futuros pelotaris”, y el club crecerá, ni hablar en cuanto lo territorial o internacional. Es sabido que los mejores jugadores Sub 22 van a los PANAMERICANOS, tienen conocimientos de gestión, así como de la mentalidad y las reglas del juego”,…”nosotros las tenemos, solo nos falta instalar “un guerrero” de Gonzales MORENO, en esta NAVE MUNDIAL, sería una satisfacción tremenda para el Club.
…Cierto “APO” LUCERO…


 

- “ TÚ LO CONOCES”,… Solía jugar: Con las manos atadas, Con la paleta al revés, Golpeando por debajo de las piernas, Con una bolsa de cemento al hombro, Con un sueco, Con una botella de cerveza, Con un mono, Con una bicicleta al hombro, etc -

NESTOR DELGUY: EL MAESTRO DEL 900


Nació el 5 de marzo de 1920 y falleció el 5 de diciembre de 1992.
Es considerado como uno de los mejores pelotaris de todos los tiempos, además de haberse constituido en un auténtico showman, un fantaseador capaz de hacer jugar su paleta como un instrumento mágico.
Solía jugar con las manos atadas, con la paleta al revés, golpeando por debajo de las piernas, con una bolsa de cemento al hombro, con un sueco, con una botella de cerveza, con un mono, etc.


Comenzó su carrera en la Federación Argentina de Pelota y entre 1946 y 1954 jugó en el Club Almagro como Profesional. En este último año se le permitió volver a jugar como amateur y al año siguiente participó, representando a la Federación en diversos campeonatos.
Nunca intervino en campeonatos mundiales.
Abandonó la actividad en 1963 y en 1992 recibió el último homenaje, cuando el Club Burzaco bautizó con su nombre la cancha de pelota como una forma de perpetuar en el recuerdo su preciada imagen.
Fue un profesional de la paleta: durante 25 años jugó contra todos y les ganó a todos, menos a su primo Gabriel Hauche.

El DESAFIO
Cuando dije que al flaco Delguy yo le había ganado un mano a mano en trinquete, el Guijón se estremeció bajo la risotada que Buby, el Polaco, acompañó con una piña sobre la mesa. Los clientes saltaron de sus asientos como si se hubiese producido un atentado con bomba. Los demás- el Negro, el Chancho, el Inglés, Fillol, el Narigón, el Viejo, Lito y el Pelado- sumaron esas sonrisas propias de quienes no entienden de qué se trata. Permanecí inmutable, como todo aquel que dice la verdad.
El Polaco había iniciado la segunda botella de un tinto que se dejaba tomar y los demás andábamos más o menos en lo mismo, pero dos botellas adentro suyo no eran lo mismo que en otro envase humano.
Todas las miradas iban de él hacia mí como si estuvieran viendo un Nalbandian-Coria. Buby tenía su clásica sonrisa pícara dibujada en medio de la cara blanca de barba y colorada de vino. “Está bien, Sordo, ahora vas a contar ese moco que acabas de tirar sobre esta santa mesa. Vos debés estar más puesto que yo, pero no importa, te vamos a escuchar. Eso sí, antes decíle a los muchachos quién era Delguy, porque si no les va a ser imposible medir la enorme mentira que acabas de proferir”, se mandó de un saque la frase y de otro el contenido de su copa.
…Tenía razón. Ninguno de ellos era aficionado a la pelota a paleta. El que tenía alguna vaga idea era el Narigón, cumpa de toda la vida con el Polaco y conmigo, los únicos dos que habíamos saboreado la gloria de meterse en una cancha y pegarle a la negrita. Entonces conté que Néstor Delguy había sido uno de los jugadores de paleta más extraordinarios que haya visto nadie .Que él en trinquete y el Manco de Teodelina en cancha abierta eran como Maradona y Pelé juntos. Pero no pude seguir. El resto de los integrantes de la mesa no tenía idea de qué era un trinquete, una abierta, un sare, la reja, el tambur, la alcahueta ni un dos paredes, nada. Una banda de ignorantes. De manera que contar todo eso era inútil.


- Oíme, Sordo -interrumpió el Narigón-, contales los desafíos que hacía Delguy, así se dan cuenta.
Acepté y les dije que escucharan, manga de tarados, alguna vez habrán visto aunque más no sea una foto de un jugador de pelota a paleta...paleta, pelota, pegarle contra una pared. Con eso les tiene que alcanzar. Ahora les agrego que Delguy jugaba dando las ventajas más insólitas, era un mago, un showman, un malabarista.


Historias de La Pampa

- Leonardo Castagnino -

...Por supuesto que empezaron las cargadas. Tuve que apelar al Narigón Millán.
- Silencio, che -me ayudó mientras se acomodaba el naso- cállense la boca, dejen que el Sordo cuente.
Y entonces, aprovechando que pedían más vino y algunos postres les repetí que yo le había ganado un partido mano a mano, en trinquete, a Néstor Delguy, al monstruo, al Chaplin, al Locche de la pelota a paleta. Pero el Chancho, socarrón como siempre, interrumpió.
- Eso ya lo dijiste antes. No sé, Sordo, a lo mejor vos tenés toda la noche, pero a mi me gustaría acostarme no muy tarde - chicaneó mientras Lito agregó algo que nadie entendió.
Ahí nomás les recordé que en agosto del año setenta nosotros habíamos dejado de jugar al fútbol ¿se acuerdan? Bueno, cuando el equipo se disolvió volví al otro deporte que siempre quise, la pelota a paleta. Jugaba y también iba a ver a todos los fenómenos de entonces, pero sobre todo a Delguy y, a veces, una escapadita a la provincia si jugaba el Manco.
- Vos sabés que yo recién había entrado al banco cuando vi por primera vez a Micelli, Cecconato...- saltó el Viejo, que era sordo de los dos laterales y muy hincha de los pechofríos.
Cuando terminaron de explicarle de qué estaba hablando pude seguir diciendo que un día- no me pregunten por qué- me desperté decidido a desafiar a Delguy. Y a partir de ese momento, de ese capricho asombroso aparecido quién sabe de qué rincón de mi cabeza de admirador absoluto empecé a buscar la manera de concretar el partido. Les aclaro que Delguy no jugaba a nada si no había un mango de por medio, a menos que fuera para ayudar a algún amigo, a alguien que necesitara una mano, pero después, ni con una botella de wisky encima entraba al trinquete por el simple gusto de pelotear.
Un tiempito después me enteré que Delguy hacía una exhibición en el club Moreno. Lo fui a ver. Esa noche jugó tres partidos a veinte tantos cada uno. El primero, un mano a mano, él con una bicicleta en la izquierda.
- ¡Era ciclista!- explotó el Negro ahogándose de risa. Fillol acompañó la salida apurando su copita de champán, como en otro mundo. El Chancho miraba a todos buscando complicidad. Otra vez intervino el Polaco.


Néstor Delguy (1980)
Néstor Delguy - Pelota Paleta

- Chancho, reíte cuando llegue la mentira, ahora el Sordo está diciendo la verdad.
Les aclaré que no les daba bola y que Delguy jugaba con una bici en la zurda y la paleta en la derecha. Corría la pelota llevando la bici. Esa era una de las ventajas que daba a su rival. Aquel partido lo ganó por seis o siete tantos. El segundo fue más bravo, otro mano a mano, pero él cargando una bolsa de cemento de cincuenta kilos.
El Viejo irrumpió otra vez para decir que el gol de Grillo a los ingleses merecía un bronce en la Plaza de la República, así que le sirvieron más vino.
A esa altura - seguí- la gente deliraba; sobre todo los que le habían confiado sus buenos mangos. Lo ganó 20 a l7. El tercero fue un trámite: le dio dos piques a su rival y él jugó pegando sólo de revés de zurda. El vasquito Urriolabeitía, un amigo de la pelota paleta me hizo el entre porque yo no me animaba a acercarme, tanta era la admiración que le tenía a ese tipo. Delguy le había dicho al vasco que me podía recibir pero a la madrugada, cuando terminara una mesa de póquer, que me diera una vuelta a eso de las siete de la mañana.
El Polaco cortó el relato. Se levantó de su silla y vino a sentarse a mi lado. Estaba desplegando sus mejores dotes teatrales. Miró a todos, me pasó un brazo por los hombros-algo así como una boa deslizándose por mi espalda- y avisó blandiendo un dedo índice:
- Este se está jugando la vida y lo sabe. No sé ustedes, pero a esta altura pago por saber adónde va.
A las seis de la mañana del día siguiente estaba ahí, sin dormir, a la espera de que Delguy dejara la mesa. Con media hora de atraso se asomó al bar, me vio y se acercó encendiendo un cigarrillo.
Obras de Leonardo Castagnino- Bueno, pibe, me dice el vasquito que quiere hablar conmigo.
Como si tuviese una pelotita en la garganta, tragué y sólo le dije:
- Quiero jugarle un mano a mano.
Delguy era dos metros de altura y uno de percha. Fumaba como un murciélago y el vaso de whisky lo seguía como un perrito faldero. No se le movió un pelo.
- ¿Y usted dónde juega, con quiénes, por cuanto?
- Yo ahora estoy jugando en el club La Paternal -balbuceé-, con un grupo de amigos, todos aficionados, como yo. Y por plata no, por jugar.
- Escuche, muchacho, yo tengo cincuenta años, no sé si me conoce, si me ha visto jugar, en fin. Yo juego por dinero, digamos que soy un profesional, vivo de esto, pero no soy ningún estafador, yo no le robo la plata a nadie. Una cosa es que venga un gringo millonario y quiera jugarse la que tiene nada más que para decir que jugó conmigo o en contra, pero usted no es del ambiente y aquí se escolasea mucho.
- Vea, Delguy, yo lo conozco, lo admiro, sé que no le puedo ganar aunque usted juegue estaqueado, pero tengo que hacerlo, no me pregunte por qué. Yo laburo, guita no tengo, pero algunos pesos puedo juntar.
Delguy se sonrió, se le desacomodó el bigote finito que le cortaba la cara por la mitad. Le di pena, lo reconozco. Me miró con ternura y me preguntó la edad. Le canté veinticinco y se aflojó, tiró la mitad de sus dos metros sobre el respaldo de la silla y miró hacia algún horizonte.
- Yo le puedo prestar unos pesos, está el vasquito de por medio, no hay problema.
- Pero yo le quiero jugar, no es la guita...solamente.
- Mire, pibe, esto no me pasó nunca. No sé por qué lo hago, pero está bien, si insiste lo hacemos. Eso sí, tiene que ser por alguna plata y no debe enterarse nadie. Si jugamos, que quede entre usted y yo. Busque dónde, piense cuánto y dígame qué ventaja quiere.


Juan Castagnino, Enrique Pinni, Juan y
Leonardo Castagnino.
Trinqueta de GEBA (2005)
Trinquete de Pelota Paleta GEBA

- Sin ventaja- me salió.
Sentí que el Polaco se tensó. Me pegó un apretón que por poco me junta las dos hileras de costillas. Me dijo al oído: “Estás mintiendo en exceso, pedazo de hijo de puta, pará la mano, no te aprovechés de los muchachos, que de esto no saben nada”.
- Ya le di las condiciones. Se lo voy a decir clarito. Yo a los chambones como usted les doy ventaja; si no, me aburro. Le digo más: tome nota ahora. Puedo jugarle a 30 tantos con estas variantes: Una bicicleta en la zurda, una bolsa de cemento al hombro, las muñecas atadas a la paleta, o pegando solamente entre las piernas; con un banquito de guitarrero atado al culo y pegando sentado; tengo una paleta cortada, así que le puedo jugar con la cabeza de la herramienta o, si quiere, la doy vuelta y pego solamente con el mango.
Hizo una pausa, como si buscara qué otras cosas podía ofrecerme mientras yo me iba achicando en la silla, pero al mismo tiempo sintiendo que tenía cerca el objetivo.
- Bueno -agregó al fin- si le parece voy como un jugador de fútbol, pegándole con los pies; o si quiere a mano limpia o reemplazo la paleta por una botella de ginebra Llave.
- Entonces -se me volvió a escapar- ¿libres los dos, mano a mano, no?
Ni me miró. Se levantó de la mesa y se fue.
El Polaco se indignó un poco y dijo que se iba igual que Delguy pero los demás lo acusaron de ser el culpable de que todavía me siguieran escuchando. “Ahora te la bancás” -le gritaron a coro y el Pelado, divertido y sinuoso como siempre la jugó de jefe: “Sordo, seguí”.
Al otro día, el vasquito Urriolabeitía fue al club y le llevó a Delguy mi propuesta. Porque yo había entendido todo, lo que pasa es que a las siete de la mañana y sin dormir soy capaz de decir cualquier cosa. La plata, mil pesos; la cancha, el trinquete de la calle Bulnes; el día, 29 de agosto a la una de la madrugada; el juez, don Luis Zubeldía. Y a cara de perro.

- Ya sé la ventaja que le pediste, Sordo -saltó Fillol-: ¡Todas!

Festejaron la salida, pero me dejaron contar que le pedí entrar ganando 29 a 0, que él fuera de revés de zurda y que todos los saques fueran míos. Según el vasquito Delguy dijo “bueno”.

Estuve veinte días sin fumar, le dije a mi mujer que en esos días me dejara dormir hasta que el cuerpo quisiera, me di masajes, me entrené como nunca.

Llegó el día. Dormí hasta las dos de la tarde. Almorcé y me fui a la cama otra vez. Me levanté a las siete de la tarde. Es decir, lo mismo que Delguy había hecho toda su vida. Llegué al club a las doce. Media hora después llegó él y me vio peloteando en la cancha. Creo que me saludó mientras recorría a las zancadas el pasillo que bordeaba el trinquete hacia el vestuario. A la una en punto entró arqueándose por la puertita de madera del fondo. Detrás, don Luis, nuestro árbitro.

- ¿El partido lo vas a contar en tiempo real? -siguió el Chancho con sus sarcasmos, pero no le di bola.

Zubeldía repasó las condiciones en que se iba a jugar el partido y recibió de cada uno los mil pesos de la apuesta. Y a vos, Chancho- lo señalé-, te digo que el partido duró diez minutos. El Polaco saltó de la silla; su risotada, en el boliche ya casi vacío, rebotó por las paredes.

- No ha lugar, hagan callar a ese tipo - hijo con voz grave el Inglés, mi inesperado abogado defensor, envuelto en humo de faso y vahos de alcohol.

Hice el primer saque bien alto para que después de tocar la pared fuera a pegar en la puertita de entrada a la cancha .Escuché una explosión. Era Delguy que la había devuelto de contra, dándole con el revés a la pared del fondo. La pelota voló hacia el frontón y cayó en el 2. La agarré de aire y le metí un palazo a la izquierda, como para que picara corto y se clavara en la reja. Cuando sentí el contacto de la paleta con la pelota dije tanto, le gané. Pero cuando me di vuelta, no sé cómo, Delguy estaba ahí, acariciándola para que fuera a la derecha, a media altura. La pelota se murió en el fondo mientras yo la miraba de lejos: 29 a l.

Y así siguió. Saque mío, tanto de Delguy. Probé todo lo que sabía. Cuando lo veía atrasado le tiraba dos paredes cortas o un tambur bien bajito; cuando se venía adelante la jugaba flojita atrás, alta o baja. Nada, siempre llegaba. Siempre llegó. Hasta que escuché la voz, o mejor dicho, el grito de don Luis cuando cantó “¡iguales veintinueve!”.

Me quedaba el último saque. Fui hasta la cajita del fondo caminando despacio, respirando hondo, secándome la transpiración con la muñequera de toalla. Abrí la puertita, hundí la mano derecha en la bandeja con resina, me restregué las manos, se las pasé al mango de la paleta. Volví al 3 caminando lento. Miré a mi rival y dije “va”. Más que con fuerza le pegue con necesidad. La de recuperar la plata que me habían prestado para la apuesta- tres de mis sueldos de entonces- y eventualmente ganarme otros tres.

Le pegué con lo que me quedaba de brazo, sin fuerza y con alguna esperancita, que es lo que se pierde siempre, pero al final. Lo que me salió fue una pelota absurda, entregada, estúpida. Mientras ella viajaba haciendo una comba babosa bajé la paleta entregado. Y así me quedé, paralizado, observando la elipse del carboncito de goma que empezaba a bajar mientras Delguy la esperaba tranquilo, seguro de la cita con ella. Entonces vi que la pelota daba exactamente en el borde que forman la pared y el piso. La negrita se desinfló, murió al instante. Cuando Delguy se dobló como una hoja de diario para meter la pala, debajo de la pelota no había ni medio centímetro de aire, nada, solamente piso. Zubeldía gritó “¡partido!” y Delguy, con los brazos en jarra, me miró mientras se mordía el labio superior. Después, dirigiéndose a don Luis le preguntó si alguna vez había visto a alguien con semejante culo.

Me acerqué hasta él; mi mano desapareció en la suya.

- Por favor, Delguy, discúlpeme.

- No se disculpe, así es el juego. Mejor le pido un favor yo a usted.

- Lo que quiera.

- Si puede, no le cuente esto a nadie, por lo menos hasta que yo me muera.

El Narigón fue el primero en reaccionar.

- ¿Entonces le ganaste en serio?

- Y...si- contesté- ¿qué querés, que les mienta? Fue de casualidad, pero le gané.

- Bué - selló el Polaco-, brindemos por el Sordo.

Levantamos las copas, pero corregí:

- Mejor brindemos por el maestro Delguy, que murió ayer.
"El Moreno"

*CANCHAS ANTIGUAS DE RENOMBRE*

El trinquete más antiguo que aún existe, está ubicado en calle Moreno 961. Alli funcionaba desde 1850, en la esquina de Moreno y el Buen Orden (B. de Irigoyen) una fonda y parada de lecheros que lavaban los tarros de leche y se entretenían presenciando algún "desafío" en un viejo frontón. Su dueña Juana B. de Esponda le alquiló la fonda al jugador de paleta Uranga, que le dió impulso.

Fundado en 1885 se lo conoció como “la cancha de juanita”. Actualmente pertenece al “Club de Pelota y Esgrima” y conocido por su ubicación como “El Moreno” o “Club Moreno”.

Club de Pelota y Esgrima

Entre sus socios figuró Marcelo T. de Alvear, aficionado al juego, y se reunieron famosos jugadores como Juan Deluchi (el Rosarino), Uarte, Néstor Delguy, Belén, Hauche, los hermanos Utge, Etcheverry, Izcurdía, Amodio, De Felipe, Ezcurra y otros.

A sus instalaciones concurrían conocidas figuras del autmovilismo, futbol, jockey, boxeadores y artistas. En sus paredes pueden verse , con paleta en mano, fotografías de los conocidos tangueros Juan D´Arienzo, Pichuco Anibal Troilo, Vitale, Rufino y Alberto Marino.

 ...Todavía en él se pueden presenciar unos partidazos, con apuestas y todo, y comer muy bien en el restaurante. Si gusta, los miércoles hay uno pucheros de mi flor.
Canchas cerradas o trinquetes

TRINQUETE Buenos Aires
Con respecto a las canchas cerrdas, o “tinquete”, pueden citarse: la que existía antes de 1868 en la calle Belgrano 166, propiedad de la señora de Mendía, frecuentada por los estudiantes del colegio Nacional Central Buenos Aires (Moreno y Bolívar); la denominada Blandengues, entre las calles Alsina y Moreno. La llamada también "El Cajón", donde el tribuno Leandro N. Alem dirigió por última vez la palabra al público.

...El juego de pelota a paleta empieza a hacer adeptos en las representantes del bello sexo, quienes practican con gran entusiasmo el saludable deporte. Este conjunto de jugadoras pertenece al Hindú Club. — De izquierda a derecha, de pie: G. B. de Brunetti, Aurora Casal y Angélica Fernández. — Sentadas: Lily Sanguinetti, Helena Lavayen y Magdalena Bulló

 

Sobre este particular, el Dr. Alfredo ríos, decano de los socios del Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, decía que las tres canchas que funcionaban activamente fueron las de Rivadavia entre Paso y Larrea, conocida por "Rivadavia cinco esquinas", y donde se jugó un partido memorable entre los tres guantes de Pedro Dolhegaray (Pedrito del Once), Lataillade y Tiburcio, contra el guante de Paysandú; la de Buen Orden (Bernardo de Irigoyen), entre Brasil y Caseros, que se mantuvo desde 1886 hasta 1897, donde se jugó por primera vez a share; la cancha de Hornos, que formaba parte del hotel Euskera en la calle Hornos 68, y la de Toscanin, conocida por los elementos políticos que la frecuentaban (año 1930). Puede nombrarse también la cancha cerrada de Anchorena (Rivadavia 3199) y la llamada de Almagro en Rivadavia 3770, inaugurada en 1916.


Laza Euskara

De propiedad del Centro Laurak Bat, fue inaugurada el 1° de noviembre de 1882, con la asistencia del Presidente de la Nación, General Julio A. Roca; del Intendente Municipal de la Ciudad de Buenos Aires, don Torcuato de Alvear, y del Presidente del Laurak Bat Don Antonio de Apellaniz.

Centro LAURAK BAT

Estaba ubicada en la manzana comprendida por las calles independencia, Estados unidos, La Rioja y General Urquiza y funcionó hasta el año 1904.

 Actuaron los mejores jugadores de cesta y pala, entre los cuales cabe mencionar a: Chiquito de Eybar, Elicegui, Mujica, Chuiquito de Obendo, el Manco de Villabona, Tácolo, Mardura, Portal y otros del mismo nivel, todos ellos oriundos de las provincias vascongadas.

CENTRO LAURAK BAT

En el citado escenario se realizó el 19 de abril de 1885 el llamado partido del siglo, entre Pedro Zabaleta "Paysandu", uruguayo de esa localidad, contra Indalecio Sarrasqueta (Chiquito de Eybar), presenciado por más de 8.000 espectadores, siendo el acontecimiento deportivo más importante del Río de la Plata. El partido duró ochenta tanos, resultando ganadro Eybar.

Como un hecho accidental que puede mencionarse, es el ocurrido el 1º de noviembre de 1888, en instantes en que se jugaba un partido de pelota en la Plaza Euskara, cuando se vio caer desvanecido a un espectador quien, pese a la atención médica suministrada, falleció poco después. El mencionado aficionado era nada menos que el señor Martín Yrigoyen Dodagaray, padre de quien 28 años más tarde sería presidente de la República Argentina, don Hipólito Yrigoyen.


Frontón Bueno Aires Frontón Buenos Aires

Estaba situado en la calle Córdoba 1130, fundado el 13 de abril de 1889, con capacidad par 2.500 espectadores sentados. Actualmente de propiedad del Club Argentino de Pelota.

Frontón Buenos Aires

El 28 de octubre de 1889 se disputaron una serie de "desafíos" presenciados entre otros por el presidente Juares Celman. Se lo recuerda porque allí se realizó la reunión política que congregó a más de 12.000 personas, el 26 de julio de 1890, conocido históricamente como el "Meeting" del Frontón.

 Los pelotaris más famosos actuaron en esa Plaza, empleando la cesta, la pala, el guante y algunas veces la mano.


Frontón Nacional

Se encontraba en intersección de las calle Rivadavia e Hidalgo, en el barrio de Caballito, para cinco mil espectadores, y ubicado dentro en un atrayente parque de diversiones.

Es interesante destacar lo que significaba el Frontón Nacional si se tiene en cuenta lo que expresa su estatuto.

"Desde que el juego de Pelota Vasca ha tomado carta de ciudadanía entre nosotros y es hoy el espectáculo favorito de nuestro público, como la carrera de caballos, se imponía la construcción de un local amplio y cómodo, en armonía con nuestro grado de cultura y en número siempre creciente de los aficionados a este nuevo sport.

El Frontón Nacional responde ampliamente a esta doble necesidad y es, por la elegancia y solidez de su construcción y el número de asientos, incluyendo los 63 palcos, el primero entre los frontones de la República Argentina y de España.

En el Frontón Nacional jugaron los profesionales más famosos de aquellos días, contratados a partir del año 1889. El 17 de enero de ese año se dieron cita entre otros lso conocidos jugadores Uranga, Portal, Manco de Villanova y Elizegui.
Cerró las puertas por un decreto del año 1893 donde se cuestionaban los juegos de apuestas al tiempo que se inauguraba el primer hipódromo.


 

 

 

Subcategorías