- Marcos Castillón, vicepresidente de la institución, comentó a El Diario de Tandil que sobre esta actividad que "empezamos el año pasado, con aproximadamente 12 chicas, hasta hoy se mantiene un lindo grupo".

Centro Vasco Gure Etxea

- Report: Albertina CORBAL -
"Es un deporte vasco, que podamos tener mujeres y chicos practicándolo está buenísimo"

Entre las variadas actividades del Centro Vasco Gure Etxea de nuestra ciudad, en los últimos tiempos se destacó la incorporación de Pelota Paleta femenina.


Marcos Castillón, vicepresidente de la institución, comentó a El Diario de Tandil que sobre esta actividad que "empezamos el año pasado, con aproximadamente 12 chicas, hasta hoy se mantiene un lindo grupo".

Explicó que "hace tiempo estaba la inquietud en el Centro Vasco. El año pasado apareció Tina Corbal, que enseguida aceptó dar las clases".

El número de participantes es más que importante, sobre todo teniendo en cuenta que es un deporte alternativo y tradicionalmente jugado por los hombres. Incluso Castillón señala que se quisieron sumar más chicas este año y están analizando la posibilidad de sumar más horarios.

Así, las pelotaris se juntan dos veces por semana a entrenar y ya están participando de distintos encuentros, tanto aquí en la ciudad como en otras localidades como Necochea y General Belgrano. Por ejemplo, el fin de semana pasado realizaron un importante encuentro en Tandil, conmemorando el Día de la Mujer, donde participaron mujeres de otras ciudades, que se fueron gratamente sorprendidas con la cantidad de participantes locales y el nivel de juego.

Además, desde la Federación de paleta, se está programando el Torneo Provincial, al igual lo juegan históricamente los varones, y el Centro Vasco entraría en competencia.

Vale decir que la rama femenina no es la única que se ha establecido en los últimos tiempos. Hace un par de años también se creó la escuelita, para los más chicos. "Surgió por la inquietud de padres que llevaban los nenes a otros lados. Uno de los padres dijo que animaba a dar clases, empezamos a mover un poco y ya son más de 10 nenes participando. Es medio difícil porque los nenes hacen otras actividades, pero se mantiene un grupo de chicos de entre 7 y 10 años que son todos muy parejitos", relata el vicepresidente.

"Aparte de ser un deporte lindo es familiero. En mi caso, juega mi señora, mi hijo y yo. No es solamente ir a jugar, te quedas a charlar y a tomar algo después de los partidos. Vas con la familia, los nenes miran en la tribuna", dice y agrega que "ves chicos de 15 de años jugando con un hombre de 70 y no desentonan". Y no hay que olvidar la íntima relación que tiene esta disciplina con la cultura vasca: "Es un deporte vasco, que podamos tener mujeres y chicos practicándolo está buenísimo".

Así, las distintas actividades del Centro se interrelacionan. Detalla que "las mujeres se acercan más rápido por el baile al Centro Vasco, y de ahí saltan a paleta. En cambio, los varones van más a la pelota, y de ahí van al baile o a aprender el idioma".

Por supuesto y como es tradicional, son muchas más cosas las que pasan en la entidad fuera del trinquete. Los más grandes juegan al Mus, están los cuerpos de baile infantil y de mayores, hay charlas de cultura e historia vasca, y hay una intensa actividad gastronómica con las noches de pinchos y cenas típicas vascas. En este último rubro, este año implementaron la sidra tirada y en marzo van a realizar la primera cena con menú de sidrería típica.

No es de extrañar tanta actividad teniendo en cuenta la importancia de la colectividad vasca en nuestra ciudad. "Con quien te crucés a hablar te dice que el bisabuelo alguna tía era vasca. Cuando hacemos las cenas siempre se llena", remarca Marcos. Basta recorrer las calles de Tandil para ver la cantidad de autos con símbolos vascos, como la bandera tricolor, mostrando no solo la cantidad de descendientes que hay por aquí, sino como mantienen viva su cultura.

Lógicamente, no se cierran y quieren que todos conozcamos lo que hacen. "Cuando hacemos las cenas y otros tipos de actividades, es abierto, a nosotros nos interesa que todos conozcan la cultura vasca. Tenemos muy buena relación con la Unión de Colectividades, así que siempre se invita a gente de otras descendencias", afirma.

"Gracias a Dios se trabaja bien y hay un lindo grupo, tanto de la comisión como otra gente que colabora, que tienen siempre un sentimiento vasco", cierra el vicepresidente.